miércoles, 1 de agosto de 2012

GRACIAS!!!

Buenas! Hoy la entrada va sobre minis que tienen vida, que son mis niños de la guardería.


Pues si alguien no lo sabía soy profesora “opositora” aprobé la oposición con un 9 pero tal como va la cosa no espero que me llamen. Pero el año pasado por el mes de octubre me dieron la oportunidad de incorporarme a una guardería. Buff cuando me lo dijeron todo eran dudas porque nunca había trabajado con niños tan pequeños y no sabía si podría estar a su altura… Hable con la chica que iba a sustituir la cual me animo mucho y además me dijo que ella estaba para todo lo que necesitara. Así que me dije pues a preparar la maleta que vuelves para el pueblo, porque la guardería se encuentra en mi pueblo.

El primer día que llegue Ana ( la chica que iba a sustituir) me presento a las que iban a ser mis pequeñas fierecillas, la verdad que me hicieron un buen recibimiento no hubo llantos y rápido se quisieron venir conmigo.

A todo esto decir que sólo he tenido en todo el curso 5 niños, así que para empezar ha estado muy bien. Así nos hemos podido conocer muchísimo mejor.

Llego el segundo día y me tendría que enfrentar por primera vez yo sola a ellos, y la verdad que fue mejor de lo que yo pensaba. Los siguientes días conté con ayuda de Ana que me iba diciendo truquillos y cosillas de cada niño para que los conociera mejor.

Al cabo de unos días me dijo que ella ya cogía la baja y que ya me quedaba sola en el aula. Al principio me dio un poco de yuyu pero yo sabía que era capaz de llevarlo a cabo, seguramente no iba estar a su altura porque ella tenía mucha experiencia pero poco a poco eso se va adquiriendo.

La verdad que ha sido una experiencia inolvidable. El primer trimestre se paso volando , fue una toma de contacto. Y parecía que las cosas marchaban a buen ritmo, estábamos a gusto juntos.

En el segundo trimestre; creíamos que nos íbamos a ir de fiesta de Carnaval, con los niños mayores del colegio, pero no pudo ser porque estaban malitos. Así que nos quedamos en clase bailando que eso nos encanta a todos.

Llegaron las vacaciones de semana santa y a la vuelta me enfrenta a la recta final porque la chica se incorporaba en mayo. Pero cuál fue mi sorpresa que me avisaron para decirme que si quería continuar que Ana no volvía, y mi respuesta fue un SÍ rotundo.

Durante este año, principalmente he aprendido muchísimas cosas. Cada día me iba a casa con algo nuevo, es impresionante como niños tan pequeños porque son de 0-3 años te puedan enseñar tanto. Y cuando estaba mal como sabían cómo se tenían que portar y venían a darme un beso, un abrazo… cosas que no pagas ni con todo el dinero del mundo.

Ellos también han aprendido muchas cosas, a ser más autónomos, a compartir (aunque lo llevamos un poco mal), a dar besitos y no pegar, ayudar a nuestros amigos... Pero también hemos reído, llorado, nos hemos puesto triste, nos hemos disfrazado, experimentado, hemos echado de menos a nuestros compañeros pero principalmente hemos sido muy FELICES!!!

Mis niños mayores (2-3 años)los que se van a ir al cole de los mayores , son muy listos leen sus nombres, papá, mamá y el nombre de sus hermanos y compañeros, las vocales, sus iniciales, los números 1, 2 y 3 y además te dicen la serie numérica hasta el 10, los días de la semana… También ellos eran mis ayudantes, cuando me iba con los bebes a cambiarlos ellos cuidaban de los otros

Día a día los he visto crecer y es impresionante todo lo que aprenden, son pequeñas esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan.

A mis niños darles las GRACIAS!!! por enseñarme día a día y por darme tanto cariño.

Y no me quiero olvidar de los padres, también me gustaría darles las GRACIAS por haber confiado en mí y dejarme a sus pequeños tesoros.

Y me gustaría terminar con una frase de Rufino Blanco “Cuanto más se observa a un niño más se le conoce, cuanto más se le conoce más se le quiere y cuanto más se le quiere mejor se educa”











 

3 comentarios:

  1. Me ha emocionado mucho tu entrada, pues cada curso que acabo siempre me voy aprendiendo mucho del alumnado (aunque ellos no lo sepan) y dejando un trocito de corazón en cada sitio, aunque trate de evitarlo, siempre te encariñas con ellos y más si los tratas todo el curso. Estar con los chavales es una experiencia siempre enriquecedora y que te ayuda a crecer como persona, menos mal que las experiencias, el cariño, disfrutar de nuestro trabajo, eso NUNCA nos lo van a quitar, además no entiendo como hay profesores que no disfrutan de su trabajo, bueno, no lo entiendo, y sí, en la docencia hay de todo, como en todas partes... Besos y ¡muchísimo ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado lo que cuentas...yo durante unos año fuí profesora y la experiencia fué muy enriquedora y nunca la olvidaré...Besos, guapa y ¡animo!

    ResponderEliminar
  3. Preciosas entradas en tu blog, he pasado una tarde muy linda entrando en blog con tanta imaginación y categoría imaginatiba gracias por compartirla con los demás.
    Yo, tengo dos blog uno es de cuentos, quedas invitado desde ya sin compromiso pero te espero con ilusión, yo te sigo desde hoy y volveré muy pronto, hasta entonces besos y flores. Nati.

    ResponderEliminar